Los Monteros

Ya en la primera entrada de esta bitácora dejábamos claro que nuestro principal objetivo era crear un espacio común para los creadores de Marbella y un medio de difusión para los jóvenes. Sin embargo, también creemos que es necesario acercar la realidad social y política de nuestro municipio a la juventud, que suele mostrar un excesivo desconocimiento sobre estos temas, en parte derivado del sentimiento de desarraigo que se ha ido gestando en la generación nacida en la segunda mitad de los ochenta. En efecto, en la manifestación de anteayer en defensa del hotel Los Monteros y en apoyo a sus trabajadores éramos muy pocos los que no superábamos los treinta, aunque más preocupante es, ciertamente, que en una ciudad con 130.549  habitantes censados (2008) acudieran menos de mil quinientos a dicha protesta.

Severo OchoaLa avenida Severo Ochoa es ocupada completamente.

Es posible que mi única vinculación personal con Los Monteros sea haberme colado en pandilla en su piscina, piropear a las guiris, tirarme en bomba y suplicar sin éxito al socorrista que nos dejara cinco minutos más. Sea como fuere, ello no me eximía de acudir a la manifestación para reivindicar una solución rápida y efectiva para el hotel en sí y para los propios trabajadores, que llevan ocho meses sin cobrar. Aunque se les olvide a los políticos, a los nuevos ricos del ladrillo, a algún que otro funcionario aplastao y a las viejas arrugás de las gala de verano, el Turismo nos da de comer a todos en esta ciudad, no sólo a los sacrificados empleados del sector hostelero. Es cierto que Marbella nunca fue un “pueblecito de pescadores” , pero tampoco un centro industrial de gran relevancia en Andalucía, visión que va camino de convertirse en otro topicazo de nuestra historia reciente. Marbella, hasta bien entrado el siglo XX, simplemente fue un pueblo costero, con escasa población y en esencia dedicado a la agricultura hortícola, actividad que se complementaba con la minería del hierro (más sobre el tema aquí). Fue el Turismo, en fin, lo que convirtió a la ciudad en un núcleo destacado y de cierta importancia económica a nivel español. Basta decir que de 1950 a 1991 la población creció un 703,82% (de 10.027 a 80.599). De hecho, en 1988, tres años antes de que Jesús Gil obtuviera su primera victoria electoral, existían en nuestra comunidad autónoma once hoteles de cinco estrellas, de los cuales cinco se encontraban ubicados en Marbella (datos extraídos del SIMA, elaborado por el Instituto de Estadística de Andalucía).

Uno de esos lujosos hoteles era, precisamente, Los Monteros, que abrió en 1962 y donde se han alojado famosas personalidades, caso de Michael Jackson, cuya primera actuación en España tuvo lugar en Marbella (1988). No obstante, tras la compra del hotel en diciembre de  2008 por un empresario ruso del petróleo, este emblemático negocio parece estar al borde de la desaparición, como ya sucedió en 2004 con el hotel Don Miguel, otro importante establecimiento hostelero de nuestra ciudad, que en la actualidad sólo sirve de atracción improvisada para los chavales de la zona. Después de varios meses de tensión, alguna que otra torta mafiosa y nada de guita en los bolsillos del personal, Ernest Malyshev, nombre de este buen elemento, como diría mi abuela, decidió cerrar definitivamente el hotel a principios de julio. Verdaderamente, en la Madre Patria hace muchísimo frío y no va a ser él quien rechace un terrenito con sol, playa y aguita fresca del mar. Fuera bromas.

Manifestantes en la Avenida del MarManifestantes en la avenida del Mar.

De los errores se aprende. Las Administraciones Públicas deberían actuar de la única manera que se me ocurre tras ver todos los días la  decadente mole que es hoy el hotel Don Miguel: expropiar los terrenos y nacionalizar el hotel. Primero, porque la chulería del ruso no alcanza límites, manteniendo el hotel “abierto” sin luz, agua caliente, alimentos y otros servicios básicos para poder atender a los clientes; y segundo, para que la Junta y el Ayuntamiento, de una vez por todas, den la cara de verdad por los trabajadores del sector hostelero de Marbella, pilar fundamental de nuestra economía. Desde luego, las ausencias en la manifestación del 12 de agosto del consejero andaluz de Turismo, Luciano Alonso, de Griñán y también de la propia alcaldesa de la ciudad indican lo poquito que les importa a nuestros políticos la problemática social. En definitiva, creo que es necesario mostrar nuestro apoyo público a los trabajadores del hotel y sostener su lucha día a día, porque viene a ser una cuestión que nos afecta a todos. Por eso, aunque moleste y pese a muchos, digo sí a los cortes de calle; sí a los cambios de itinerario; sí a las  movilizaciones y manifestaciones cada dos por tres; sí a las concentraciones frente al ayuntamiento. Sólo así puede evitarse la indiferencia ciudadana, que terminará postrando al hotel en el olvido, mientras que concejales y oposición sólo saben sonreír para las fotos.

Cortando Ricardo SorianoCortando el paso en Ricardo Soriano.

La noticia también en Sur, El País y El Mundo.

Más fotos de la manifestación aquí.

Los Monteros somos todosLos Monteros somos todos.

ACTUALIZACIÓN DEL DÍA 17/08/09: texto enviado por el  político y sindicalista Andrés Cuevas sobre el tema.

Anuncios

8 comentarios to “Los Monteros”

  1. Novecento Says:

    Sí a la movilización, sí a la protesta, sí a la lucha y NO al lucro, a la estafa y al abuso al trabajador. Muy buen post.

    Todos somos los Monteros.

    ¡Salud!

  2. Yo también soy de Marbella, y he creado un blog, llamado Pensamientos y Vivencias, para defenderla, con testo de mi creación, y también hago entradas de poesías y comentarios en prosa rimada.
    Lo de los trabajadores del Hotel Los Monteros, es de vergüenza, no responden los políticos, ni a nivel loal ni regional, y por supuesto a nivel nacion al tampoco.
    En Marbella han habido, y aún hay muchos problemas, con éste y el pasado Equipo de Gobierno.
    ¡VIVA MARBELLAAA Y SU GENTE!

  3. Hola. Os descubro gracias al blog de Marbysis y me alegro de ello para vincular los blogs que, creados desde Marbella, aporten mayores puntos de vista de nuestra realidad social.

    Es cierto que, en número, eran pocos los participantes menores -como tú dices- de 30 años. También es cierto que el número total tendría que haber sido mayor. Pero el hecho importante es que la marcha -a pesar de muchos impedimentos de trayectos y etcc.- llegó a realizarse trasladando de nuevo el interés de lo que significa una manifestación hacia el “gran público”. Son otros muchos los asuntos de nuestra Ciudad que merecen manifestaciones. Y, entre todos, está el rescatar esa otra forma de mostrar disconformidad hacia lo injusto.

    Gracias por la expléndida reseña.
    Indicarte por si quieres efectuar los vínculos de la dirección de mis dos blogs.
    http://ventanademarbella.blogspot.com y
    http://paradaconfonda.blogspot.com

    Un saludo, ciudadano.

  4. Roberto Says:

    Si alguna vez, alguien, un marbellero, pensó ingenuamente, que el cambio en el gobierno municipal (de los ladrones confesos de Gil a los actuales capillitas del PP) conllevaría a una política social solidaria, justa y obligada, como corresponde a un ayuntamiento democrático que, aunque no lo parezca, pertenece a la UE, es que desconoce el territorio salvaje que habita. Si además, soñó, inocente, que la Junta de Andalucía con ese cambio, iba a volver su mirada hacia ese lugar (tan apreciado en “Donde estás corazón”, tan alejado de Presidencia, que aclama a personajes como Julián Muñoz y desprecia a honrados y honestos socialistas como Paulino Plata), es que no tiene ni puñetera idea del planeta en el que vive. Ante la desoladora imagen de unos trabajadores cortando el trafico (aunque los que leen el ABC y La Razón en sus cómodos orejeros no se lo crean), no cabe más que recurrir, una vez más, al sobado pensamiento de Brech.

  5. Hugo de Veronne Says:

    Me parece tan triste leer desde Estoril que los camareros del mítico Los Monteros no cobran su sueldo desde hace meses, que hace que me pregunte él porque adoro esa ciudad tan desclasada. ¿Será la sierra a la que mi abuelo me llevaba de niño para contarme historias que desconocen los sicarios? Será la luz, envidiada. No soporto seguir leyendo cutreses con el Atlántico de fondo. ¡que suerte tuve de estar en el beach de ese hotel alguna noche de verano atendido por esos que ayer se manifestaban por su dignidad!

  6. Alguien debería decirle a los obreros en lucha que borren la infamante pintada que han puesto en las tapias del hotel que miran a la carretera, en ellas aparece como un insulto al ruso, la palabra maricón. comprendo la desesperación de los trabajaores pero no es justo que identifiquen lo malo y lo negativo con los maricones, eso sigue siendo un insulto para la cultura machista que considera que una opción sexual deteminada es negativa, y el ruso perverso claro tiene que ser maricón. Cualquier lucha, cualquier guerra, cualquier pelea por instranscente o doméstica que sea se deslegitima cuando se insulta al contrario identificándolos con situaciones que se negativizan y que sin embargo nada tienen que ver con la calidad de los seres humanos que la padecen . Caundo se llama a alguien maricón, se esta condenanto a todos los maricones, cuando se llama alguien subnormar se esta penalizando a persons que tienen disminuidas sus facultades físcas, como si hubieran ellos nacido eligiendo su minusvalía y su dependencia, cuando se llama a alguien loco o enfermo mental, se esta condenando a toda esa serie de personas que padecen la peor de las enfermedades, la locura, la supuesta enfermedad que pdecemos todos los que no nos comportamos con la coherencia o la docilidad que esperan de nosotros los que nos insultan. porque todo insulto es un maltrato, y envilece tanto al que lo da como al que lo recibe. HAY QUE BORRAR LA PALABRA MARICON DE LA TAPIA DEL HOTEL, el empresario es un explitador y eso no es un insulto.

  7. Patricia (de Córdoba) Says:

    aunque siempre he veraneado en fuengirola, siento muy cercana a Marbella, me fascina su imagen y me encanta pasear por la judería del pueblo. He segido los acontgecimientos de los últimos años y todo me parece tan lamentable. realmente esa pintada no es propia de una gente en lucha, pero yo se que quien lo ha hecho no lo ha pensado con detenimiento. Que se se borre y nunca más se utilice esa pañabra para insultar a nadie. Que siga la lucha. Me fascina esa ciudad que no merece ese maltrato al que lleva sometida desde hace tantos años.

  8. Chaval de 21 años Says:

    CCOO escurrió el bulto al final… como se nota de que mano comen. Al final solo se quedaron cortando el tráfico unos pocos (en comparación con los que se acoplaron a la marcha) Mucha foto, mucha carita, mucho supuesto apoyo de nuestra gran alcaldesa y como no de todos esos partiduchos que a la hora de poner las caras para las fotos todos sonrien y cuando no hay camaras ni nada que interese a volar… PP, PSOE, Izquierda Undida… todos son el mismo perro. Cuando más buenos son los trabajadores, más patadas en el trasero se llevan por parte del empresario y del estado. ¿cuantos ciudadanos de marbella salimos a la calle ese dia? ¿un 1%? patético…

    Salud y ¡Viva Andalucia, libre y soberana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: