Vuelve el circo

Por el Niño de la Cotorra.

Junto con el curso escolar y político, en estas fechas llega también una nueva edición del circo mediático montado en torno a la operación Malaya y sus derivaciones o desviaciones, incluyendo entre estas últimas a toda una colección de personajes de lo más triste que llevan unos años haciéndose de oro a costa de hablar de un tema que desconocen profundamente si exceptuamos las fiestas que se habrán pegado junto a algunos de los rostros visibles de la especulación en Marbella. De este modo, el inicio del juicio por la trama de corrupción urbanística desarrollada y amparada por los grandes poderes en nuestro pueblo, que dará comienzo en breve en la Audiencia Provincial de Málaga, ha dado alas a las cadenas televisivas que, siempre dispuestas a mostrar lo peor de Marbella y lo peor de la sociedad en general, llevan desde hace algunos días emitiendo esos programas que hacen que el término telebasura cobre un sentido aún más amplio.

Si bien el más reciente (14/09/10), dedicado en Telecinco a la figura del ex alcalde Julián Muñoz, una sombra de la sombra que fue en su momento, no ha gozado, a Dios gracias, de la aceptación esperada al coincidir con el estreno de la serie Los Pilares de la Tierra, no cabe duda de que el ex presidiario, ex compañero de la Pantoja y millonario, entre otras cosas, se habrá embolsado unos cuantos ceros en su cuenta corriente o en alguna que no haya sido embargada. Convertido en todo un icono de la idiotez nacional, Muñoz sigue paseando su bigote por la televisión a sabiendas de que su presencia asegura beneficios, algo que pudo comprobarse después de que una revista llegara, incluso, a publicar fotos en exclusiva del ex alcalde desnudo, luciendo ese envidiable cuerpo maltratado a costa de nuestros impuestos, aunque por supuesto se trató de un robado, algo que puede ocurrirle a cualquiera mientras se encuentra en un suntuoso barco en alta mar.

No obstante, puede decirse que lo peor había venido la semana anterior de la mano de Antena 3, otra cadena que destaca por su veracidad y la búsqueda constante del bien común a través de sus informativos. Con unas pocas de copas en el cuerpo, ya que sin ellas me hubiera sentido profundamente incapaz, intenté ver el especial de ¿Dónde estás, corazón? en torno, nuevamente, a Julián Muñoz (09/09/10). Con un anuncio de lo más impactante en el que una persona con el rostro oscurecido afirmaba haber recibido una propuesta para acabar con la vida de Muñoz estando en Alhaurín, en el espacio se dieron cita, además de algunos mal llamados periodistas, dos de los representantes más claros de la calaña que eclosionó en nuestro pueblo con la venida de Gil. Así, como invitados figuraban el constructor Alberto Piñana, que sólo denunció los desmanes en materia de urbanismo cuando se le dejó de pagar por tomar parte en alguno de ellos, y el policía o ex policía municipal (quién puede saberlo) Cristóbal Toro, poseedor de condecoraciones inexistentes por su labor en el cuerpo que luce sin rubor en algún que otro festejo, ex rostro visible de una graciosa televisión local y colaborador habitual desde hace unos años de programas de este tipo. Ambos, junto al resto de participantes, situados en un plató en el que, en un alarde de originalidad, además de fotos de Muñoz y sus concubinas se podía ver una mesita llena de fajos de billetes de cincuenta euros. Lo típico de aquí, como todo el mundo sabe. Entre voces e insultos, también hubo tiempo para el humor, ya que, a modo de concurso, los participantes debían ir descartando entre cuatro rubias de sobra conocidas para todos cuál de ellas tuvo un romance con Julián mientras éste estaba con la Pantoja. Tampoco faltaron los momentos entrañables, como cuando Piñana, que no sabemos si se encuentra haciendo campaña para concurrir a las próximas elecciones bajo alguna sigla, donó una sustanciosa cantidad al Club de Baloncesto en Silla de Ruedas de Marbella, porque, a pesar de ser responsable de la construcción de algunas de las rotondas más caras e inútiles del continente europeo, este hombre es ante todo solidario y un buen ciudadano. Y todo ello para aliviar la tensión que suponía la confesión del ex compañero de celda de Muñoz, que por supuesto al final del programa salió a la luz para contar que, mientras estaba preso al ser sorprendido con un poco de chocolate (unos 500 kilos), alguien le pasó una nota en la que le ofrecía un millón de euros por matarlo. No obstante, como es un tipo precavido, quemó inmediatamente la única prueba del ofrecimiento. Junto a él, DEC también contó con la graciosa aportación de otra persona que pasaba por aquel entonces sus vacaciones en Alhaurín de la Torre y que, curiosamente, trabaja en La Pesquera (en teoría propiedad de otro ex convicto) para decir que Muñoz es un mal amigo y que está profundamente decepcionado con él. Una muestra, como el conjunto del programa, de que, pese a que Michelle Obama se pasee por aquí rodeada de escoltas y con el jefe de la Policía Municipal dando vueltas alrededor porque la seguridad de la primera dama estadounidense no lo dejaba acercarse, seguimos siendo el hazmerreír de un país que necesita la risa como nada ante la situación que vive en su conjunto.

No obstante, con políticos como los que tenemos, empeñados en luchas partidistas y no en solucionar nuestros problemas, que como el de la imagen deberían empezar por mejorar la calidad de vida de sus vecinos, seguiremos siendo la carnaza de todos estos buitres. Ya habrá tiempo de verlo en la precampaña que se avecina, que me temo no aportará nada nuevo ni bueno aunque, como siempre, logre captar la atención de buena parte de la ciudadanía.

Anuncios

2 comentarios to “Vuelve el circo”

  1. Sebitas1981 Says:

    Siendo esta la primera vez que participo en este foro, no es la primera vez que lo visito, dandoos mi mas sincera enhorabuena por el mismo.

    Respecto a este texto escrito que acabo de leer, escrito con muy buen tino y maestria, no puedo estar mas deacuerto con lo expuesto, pero al mismo tiempo abochornado y avergonzado, porque es por culpa quizas en parte de nuestra dejadez y desgana. La dejadez y desgana mostrada al no reaccionar ante esta manada de imbeciles, el no haber quemado ayuntamientos, dilapidado alcaldes, crucificado ediles y mandatarios, tenemos que aguantar la verguenza de ver a esperpentos como este salir en programas vendiendo su alma por un puñado de papel.

    En este pais, el nuestro, en el que se le da mas importancia a una verdulera que todo lo que hizo en la vida fue compartir camastro con un torero o un exalcalde que todo el merito que tiene es saber robar sin saber leer, creo que por desgracia en parte, tenemos lo que nos merecemos, de ahi mi verguenza.

    Un pais que se enorgullece en sacar a television a sus niños probeta, entiendo como tal, la pruebas de una educacion tan inexistente que no saben ni hablar sin decir un engaaaaaaaaa yaaaaaa tiooooooo trooonnccooo connnn tu putaaaaaa madreeeeeee, con esa cara de no tener nada que hacer en toda la vida.

    Pues lo dicho, Malayas, Julianes, Ninis y Poligoneras……en el fondo, triste…pero es asi,….tenemos nuestra parte de culpa, …..por no coger un arma y ajusticiar a estos animales que no merecen ser llamados personas.

  2. Los mejores deseos para tí y todos los tuyos, no solo para este 2.011.
    Un abrazo, ciudadano.
    http://ventanademarbella.blogspot.com y
    http://paradaconfonda.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: