Cayetano tiene razón

Por el Niño de la Cotorra.

Mal que les pese a algunos, el señorito tiene razón. Es nuestra mentalidad, loable en casi todo lo demás, la culpable de que Andalucía, en dura pugna con Extremadura, sea el hazmerreír del Estado español. Hazmerreír que la mayoría busca en un momento dado para instalarse aquí conocedora de que esta particular forma de entender la vida, favorecida por el clima y no exenta de duro trabajo, es, ombliguismos aparte, de lo mejorcito que puede encontrarse. No obstante, se echa en falta en el lugar que vio nacer a algunos de los primeros anarquistas (todavía sin saberlo) y a no pocos intelectuales o artistas que han marcado la diferencia algo de decisión a la hora de despojarse de sus cadenas.

Así, esta nuestra mentalidad, como dice el hijo de la duquesa de Alba, es la que hace que vestigios de otro tiempo como ellos sigan conservando sus tierras y propiedades mientras otros pelean por llegar a fin de mes, hacerse con unas gafas o arreglarse la dentadura. La culpable de perpetuar a gente como esta, deseosa de dar “un sobrecito” a fin de mes a sus asalariados después de haber estado explotando durante generaciones a familias a cambio de un plato de comida y un techo muchas veces compartido con bestias. En ese sentido, como dice Cayetano con ese verbo fácil que caracteriza a la nobleza española, hay muchas personas, demasiadas, que no tienen “el menor mínimo ánimo de progresar” y hacer que tanto ellos como las entidades bancarias que nos tienen subyugados, defendidos siempre a palos por los que en teoría deberían protegernos, ocupen el lugar que merecen.

Y lo mismo ocurre con muchos de los que se han apresurado a llamar señorito a Cayetano. Causa verdadera risa ver a algunos cargos del PSOE que nuestra dudosa mentalidad ha llevado a estar durante unos treinta años en el poder atacando a otro que, simplemente, se encontró al nacer con los privilegios de los que ellos gozan. El caso de los EREs, los escándalos de las diputaciones de Málaga o Granada, la familia Chaves y un largo etcétera son ejemplos palpables de lo que esta dictadura, tan encubierta como obtenida a base de PER y prebendas para líderes sindicales, ha conseguido durante este tiempo. Tan malos como los señoritos a caballo son los del coche oficial, ya que además son los responsables de haber adormecido tantas conciencias que creen que basta con votar a un candidato “de izquierdas” cuyo lugar y tareas podría ocupar y desempeñar una cabra para labrarse el futuro y cumplir con los suyos. Pero nunca es tarde, y menos cuando hay tan poco que perder.

Anuncios

2 comentarios to “Cayetano tiene razón”

  1. Al-Manzor Says:

    No os preocupeis chicos, el partido Andalucista ya se ha puesto manos a la obra y, en un arrebato de coraje, determinacion y valentia se han atrevido a nada menos que exigir la retirada del titulo de hija predilecta de Andalucia a la Duquesa de Alba, eso si que es Andalucismo revolucionario!

  2. Anónimo Says:

    revolucionario no será ni tiene por qué serlo, pero los tan de izquierdas no fueron capaces de apoyar una ley de cajas de ahorros para andalucía hasta que el partido andalucista no consiguió formar el primer gobierno de coalición de andalucía, del que formó parte y forzó dicha ley que antes no había conseguido el apoyo ni del psoe ni de IU. Eso si no ha servido de mucho ya ahora se están encargando de eliminar toda la banca pública con la crisis para “sanear” el sistema finaciero en España o para darle el dinero público a la banca privada, según se mire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: