Archivo para Nuevas Generaciones

¿Compromiso con los jóvenes?

Posted in Denuncia with tags , , , on 05 julio, 2009 by ¡¡Arde Marbella!!

No. Compromiso con las juventudes del PP. La nueva capea es una actividad para ellos, no para nosotros, que, preferimos un conciertillo a hacer sufrir a un animal, todo sea dicho de paso. De cualquier forma, ese es el compromiso que el equipo de gobierno pepero tiene con la juventud de Marbella: realizar corridas de vaquillas para sus afiliados y simpatizantes. En el encuentro del día 1 de junio con la “juventud” de esta ciudad (sólo se informó de ello en su propia web) nuestra alcaldesa afirmó, en la onda de todo buen politicucho, que “seguirá impulsando proyectos beneficiosos para el colectivo”. Esto se publica el 9 de junio en la web de Nuevas Generaciones de Marbella-San Pedro  justo antes del anuncio de la capea veraniega del 1 de agosto. Hasta hoy. Estamos a 5 de julio  y esto es lo que se ha programado para los meses estivales. Con razón, vuelve a repetirse la sempiterna apostilla de “aquí no hay ” . Los que terminamos el curso universitario ahora, ya tenemos ganas de volver.

No sabemos si al final se realizará algún evento/acto/reunión durante el verano que tenga la más mínima relación con los jóvenes, pero esperamos que no sea tan cutre como la feria de este año. ¿Es casualidad que debajo del puente, la única sombra de todo el recinto, sólo hubiera dos casetas? Una era del PP; la otra de la asociación Impulso, que no tenemos idea de lo que es, pero aparece en el cartel de la capea, así que lo sospechamos… Aquí fue, curiosamente, donde se produjo la batalla campal del viernes 12. Los peperos han dejado atrás las tapas, el vino y la cerveza para pasarse al chunda-chunda. ¿Qué pretenden? ¿ganarse a los jóvenes? Es doroloso pensar que sea así como lo hagan…

Y lo más importante:  con la entrada de la corrida podeís ir de marcha a Dreamers y otro discotecón del estilo. Eso es, Nuevas Generaciones promoviendo la cultura. Mientras Kika Caracuel emprende su particular cruzada contra el botellón callejero, jodida porque otra le quitó el puesto de alcaldesa, sus alevines nos incitan a visitar el antro de la droga, mafia y pistolas marcando paquete.

Prometeo y Pandora.

3, 2, 1… ¡¡Arde Marbella!!

Posted in Denuncia with tags , , , , on 27 febrero, 2009 by ¡¡Arde Marbella!!

Nacimos en los ochenta, crecimos en los noventa; pertenecemos, por tanto, a una generación perdida, poco reconocida y, por supuesto, nada valorada. Poca gente cree en nosotros y se nos suele considerar una juventud sin criterio, impávida y, sobre todo, sin preparación. Nuestra opinión, en cambio, es más bien la contraria, pensando que la falta de conciencia, el aplomo y la despreocupación cultural son, por desgracia, aspectos identificables en la sociedad madura actual, la cual, precisamente, machaca sin escrúpulos nuestra lozanía. Ni en el barrio, ni en la escuela, ni mucho menos en los poderes públicos, hemos encontrando apoyo o sustento alguno: para la vecina del primero éramos gamberros; para el maestro, zoquetes sin ninguna capacidad más allá de la de incordiar; y, por último, para el Estado, la experiencia nos hace suponer que durante nuestra niñez sólo fuimos, a parte de delincuentes en potencia, simples números de diversas estadísticas.

Fue a nosotros a quien se nos prohibió jugar a la pelota en la calle, los que nos quedamos sin descampados donde correr, a los que nos apuntasteis a cientos de absurdas actividades extraescolares, los que no pudimos comprar más tebeos, los que montábamos en bici sólo los domingos, los que no podíamos ir a la playa sin protección solar y también, como no, los nacidos a finales de los ochenta fuimos los primeros en saber que un chichón, una brecha en la rodilla, tener las manos sucias o comer cosas del suelo podía provocarnos serios problemas de salud.

En efecto, para bien o para mal, siendo niños nuestra generación experimentó cambios que, a ritmo de bacalao, grunge y rap, nos transformaron a ojos de nuestros mayores, hasta el punto de producirse una ruptura total entre ambas generaciones, siendo fruto de ello la incomprensión ya citada más arriba. Sin embargo, no fue nuestra culpa que las chapas y canicas dejaran paso a los ordenadores y videoconsolas, que el maestro se transformara en el profesor, que el elástico fuera sustituido por las revistas de moda y belleza, que las bicis dejaran de ser nuestro principal medio de transporte y diversión, que de las ferias desaparecieran los petardos y aparecieran el láser y las armas de aire comprimido. No fuimos nosotros quienes nos compramos un móvil con diez años, una moto con catorce o decidimos que la hora de llegar a casa no debía ser antes de la entrada de la mañana. Exacto, no tenemos nada que ver en que los niños de hoy día salgan de su casa antes de las cinco, merienden bollería industrial o el SMS haya desbancado al grito de balcón.

En fin, no cabe duda que el interés por proteger nuestra integridad física fue extremo, en detrimento de la mental. A consecuencia de ello hemos crecido sin identidad propia, despersonalizados y destinados a seguir un único rumbo, ya que desde pequeños sólo se nos ha repetido una cosa: “en esta vida hay que ser alguien de provecho”. Lo sorprendente es que, ante tanta adversidad, muchos de nosotros hemos logrado superar dichos impedimentos y a estas alturas de la vida, pasados los veinte y en contra de la opinión general, somos gente activa, independiente, creativa, responsable, tolerante y, lo más importante, con cultura, inquietudes sociales e ideología propia, algo que, ciertamente, no abunda en esta sociedad.  Así pues, el principal  objetivo de este blog es dar a conocer todos los proyectos, las actividades, los bolos, los encuentros y las movidas que la gente joven promueve y lleva a cabo en Marbella, dando por sentado que, tanto ahora como antes, hemos sido despreciados y arrinconados por el poder municipal.

Ahora bien, nuestra labor quedaría incompleta si únicamente nos dedicáramos a difundir, obviando la denuncia social de la precaria situación que aquí hemos expuesto. En principio, nos referimos al maltrato sistemático que nuestra ciudad y, en particular, los jóvenes sufrimos durante los mandatos de Jesús Gil y Gil; ni podemos, ni debemos, ni queremos olvidar. Es responsabilidad de este indeseable, así como de sus votantes y colaboradores (¡¡Román, Sierra, Roca, Muñoz, etc. no os confiéis, a vosotros tampoco os olvidamos!!), que los que hoy pasamos la veintena nos hayamos criado en una ciudad culturalmente muerta. Sin embargo, es triste percibir que las actitudes a la que nos tenía acostumbrados este maleante, insulto a la inteligencia, son  muy parecidas a las de la actual corporación local, para la cual los jóvenes de Marbella seguimos siendo un simple cero a la izquierda. Que quede muy claro: las capeas de vaquillas, los torneos de voleibol y los desayunos con la alcaldesa no es lo que necesitamos, salvo que se pretenda aborregarnos.

Esta ha sido nuestra declaración de intenciones, franca y directa. Ha llegado el momento de que, por fin, se digan las cosas claras en esta ciudad. Ha llegado la hora de que arda Marbella.

Prometeo y Pandora.