Archivo para Ramón Mesa

Al fin, una alegría

Posted in Denuncia with tags , , , , , , , on 11 enero, 2012 by ¡¡Arde Marbella!!

Acostumbrados a que, casi desde que tenemos uso de razón, los medios sean por lo general transmisores de decepciones y causa de indignación, hace poco -y sin que sirva de precedente- se invirtió la tendencia. El motivo, la sentencia del TSJA que obliga al Ayuntamiento y la empresa Tensa a desalojar tanto La Pesquera como el parking ubicado bajo ella. Ambas instalaciones han sido, durante muchos años, un vivo recordatorio de la dictadura consentida de Gil y los suyos. Cedido por Alfredo Palma al Consistorio, el solar de la plaza de la Victoria debía ser de uso público, y así fue en un principio, albergando el mercado de abastos o la sala de usos múltiples que algunos todavía recordamos vagamente. En el momento en que fuera destinada a otros fines, su propiedad habría de volver a la familia Palma, embarcada durante años en una aventura judicial que dejó nuevamente de manifiesto los motivos por los que muchos nos resistimos a confiar en esto que llaman justicia.

De cualquier manera, parece que el escarnio toca a su fin y que esta empresa, cuyo rostro visible es Ramón Mesa (con unos antecedentes penales que no le han impedido aparecer recientemente sentado en primera fila en alguna aparición televisada de la honorabilísima Esperanza Aguirre) y tras el que, tradicionalmente, se ha situado a la familia Gil, tendrá que dejar el edificio, obtenido con los métodos propios de la época. Aunque con pena por los trabajadores que irán irremediablemente a la calle, cuyas condiciones laborales han sido bastante lamentables, desaparece un símbolo, si bien esta circunstancia debería servir también para recordarnos que las cosas no han cambiado demasiado y que queda mucho por hacer. Aunque cambie el collar del perro, el futuro no es precisamente halagüeño. Puede que la alcaldesa se vaya a la Junta una vez se instale el PP en ella para cederle el trono a Félix Romero, el mismo que negó la existencia de la batalla campal que tuvo lugar en la Feria de Día en la que mujeres, niños, viejos y jóvenes fueron apaleados por la Policía Nacional mientras la Local, por extraño que parezca, les pedía que se controlaran. O que Bernal, en un arrebato, presente alguna propuesta coherente. Pero si no varían las condiciones del juego, lo que pasará cuando el pueblo tome conciencia del pasado y el futuro que nos espera, máxime al haber poco o nada que perder, mal vamos.

Anuncios